Lic. Carlos del Salto del Salto

Lic. Carlos del Salto del Salto

Director general del Centro de Estudios John F. Kennedy

Website URL: http://www.jfk.mx

Una de las características diferenciales del Colegio está plasmada en el Lema Institucional: Trabajo, Disciplina y Perseverancia. Profesores y Estudiantes estamos comprometidos a mantenernos en una forma de vida humanística, proactiva, creativa y emprendedora.

 Misión: Trabajar bajo los principios de responsabilidad social, internacionalidad de la vida académica, calidad, equidad y pertinencia, a través de programas de Convenios Universitarios, Culturales y Deportivos, para ayudar al desarrollo integral de nuestros estudiantes.

El CEK tiene como propósito esencial crear condiciones que permitan asegurar una educación de calidad, en el nivel que lo requieran todos los interesados que cubran los requisitos de ingreso y permanencia institucionales.

Visión: Consolidar su razón de ser mediante el establecimiento de procesos transparentes y objetivos de calidad en los apoyos y servicios que se ofrece a la comunidad escolar. El CEK cuenta con programas que garantizan una educación para el desarrollo humano integral, atendiendo intereses culturales, científicos y tecnológicos, que capacitan a los futuros estudiantes universitarios para la carrera que corresponda a su perfil vocacional con miras a la eficacia y eficiencia profesional.

 Valores: Trabajo, Disciplina, Perseverancia, Liderazgo, Honestidad y Compromiso.

 El trabajo es una oportunidad para ejercitar la creatividad en el campo preferencial.

 La disciplina es hacer bien lo que conviene hacer en tiempo, lugar y circunstancias.

 La perseverancia es el hábito de seguir luchando ante la adversidad, sin importar los retos y las dificultades que haya que enfrentar y afrontar.

El liderazgo permite que las cosas ocurran.

La honestidad es la cualidad de ser veraz, sincero y justo en todas las acciones y palabras, actuando con integridad y evitando la mentira, el engaño y el fraude.

El compromiso es la disposición y dedicación para cumplir con responsabilidades: promesas y obligaciones asumidas, demostrando una actitud seria y perseverante hacia una meta o causa específica.

BIENVENIDO "2024"

11 Enero 2024, 12:00 am

Formamos parte de una generación de cambios, sobre todo tecnológicos; pero también ambientales, sólo que en ocasiones nos olvidamos de aquellos cambios que tenemos como seres humanos que incluyen los físicos y psicológicos, estos últimos son de los que hablaré en este artículo, puntualizando algunos tips que nos ayuden a hacer frente a los retos que este nuevo año nos hará vivir y vivir es aprovechar el tiempo para ser felices.

En esta época nuestros adolescentes buscan, como todo ser humano, respuestas a su existir, cambiar para transformarse y a nosotros, como padres de familia, nos conviene voltear a ver estas necesidades naturales que de ellos emana. Cada momento es una oportunidad para enseñarles a ser mejores personas, y con este cambio de año, podemos rescatar un sin número de elementos que les forjará a ellos un camino de felicidad, sólo hay que recordar que este camino de autorrealización es primero en nuestras vidas como adultos y por consecuencia ellos seguirán nuestro ejemplo.

Demos por hecho que si nuestros pensamientos cambian nuestras acciones serán diferentes para el bien de nosotros mismos y para los que nos rodean. Tenemos una gran responsabilidad frente a nuestros hijos, los adolescentes aprenden en la medida en que ven resultados en nosotros, hoy vamos a darle prioridad a nuestra salud mental para darle la bienvenida a este año “2024”

Hoy, mientras estás en un lugar a solas, con mucha disposición, realiza lo siguiente:

  1. Agradece por todo lo que tienes; el agradecimiento abre las puertas de la abundancia.
  2. Autoagradécete, elogia tus triunfos y date la oportunidad de reconocerte a ti mismo para renovar tu autoimagen.
  3. Observa tu alrededor, haz un recorrido mental de todo tu hogar y haz una lista de aquello que ya no te sirve y deséchalo, eso hará que tengas mayor espacio para las cosas nuevas.
  4. Piensa qué te dejó de aprendizaje positivo para tu vida el año que terminó, por ejemplo:

-Aprendí que el tiempo no regresa y por ello le doy mayor valor a cada momento.

-Aprendí a amarme por sobre todas las cosas.

-Aprendí a comunicar mis sentimientos.

-Aprendí a valorar a mi familia.

-Aprendí a invertir en mi mism@.

-Aprendí que no todo puedo tenerlo bajo mi control.

  1. Reestructura tus hábitos alimenticios.
  2. Proponte hacer ejercicio, mínimo 3 veces a la semana.
  3. Realiza una lista de intereses personales y estrategias reales para que tu vida esté equilibrada en los ámbitos: emocional, social, espiritual, física, intelectual y económica.
  4. Suelta los pensamientos negativos de manera drástica para dar oportunidad a los pensamientos que alimenten tu amor propio.
  5. Aprende de tus errores, perdónate y siéntete merecedor de lo mejor.
  6. Perdona. Nadie es perfecto y nadie te puede hacer sentir mal sin tu consentimiento.
  7. Encuentra un sentido de vida.

Ten en cuenta que la mejor manera de ayudar a tu hijo a que encuentre su felicidad es que tú, primero antes que nadie, trabajes por la tuya.

                                                                                                                              Mtra. Araceli Dorantes Reyes

LA AUTOESTIMA

18 Diciembre 2023, 12:00 am

Señor profesor, no desperdicie la oportunidad de cambiar el criterio de los clásicos jóvenes “dejados”. ¡forme jóvenes responsables y sin complejos! Practique el fino arte de cómo hablar de autoestima a los estudiantes.

El manejo del poder personal y la autoestima positiva son habilidades que pueden ser aprendidas. De aquí la importancia de conocer la metodología adecuada para dar la seguridad al estudiante y desarrollar la capacidad para que pueda defenderse solo: siendo sincero consigo mismo; siendo congruente con lo que piensa, dice y hace; desterrando las dependencias y confiando en su propio valor, en sus dones, capacidades personales y acción creativa.

Hablar de autovaloración y producir autoestima es una tarea difícil y más aún si se desconocen los efectos de la minimización del hombre por las etiquetas que le pusieron desde la cuna y que sigue colocándolas gente irresponsable, en la familia, en la escuela y en la calle.

Deteriora el valor personal el empleo de apodos, las amonestaciones en público, los regaños peyorativos, las actitudes despectivas, las competencias tendenciosas, los exámenes torturantes y desmotivadores, los castigos irracionales y todo aquello que significa agresión al desarrollo armónico e integración personal.

En todas y cada una de las experiencias interpersonales se puede comprobar la acción “bumerang”, y la educación no está fuera de este efecto. Si se habla bien de los demás, de ellos se obtiene lo mejor; pero si, con equivocado ánimo formativo, señalamos defectos y pronosticamos un infierno de sufrimientos, tendremos sólo resultados negativos; esto sucede dentro y fuera de la escuela, en cualquier relación interpersonal que se realice diariamente. Trate bien a la gente y recibirá buen trato; así de fácil.

Toda presión produce explosión; esta es una ley física que funciona también en las relaciones educativas. La rebeldía del escolar tiene su origen en el comportamiento de sus padres y en la repetición de comportamientos semejantes en los profesores.

Ningún comportamiento es casual, todo comportamiento es resultante de una causa: no hay casualidad, hay causalidad. El profesor es uno de los responsables de la forma de pensar del estudiante, el profesor facilita la integración del hombre a la vida del hombre real, positivo, verdadero y actual. Este es el papel que dignifica a la acción educadora.

Cuando el profesor educa está colaborando con la obra de Dios, es cocreador de la autenticidad del hombre y esto no es solamente una bonita glosa literaria, es una verdad que compromete al profesor para hacer mejor lo que decidió hacer en tiempo y forma, aquí y ahora.

El hombre es lo que su pensamiento le permite ser. Usted, señor profesor, tiene la valiosa oportunidad de sembrar ideas para que el estudiante aprenda a conocerse, a aceptarse y a confiar en sí mismo y en su capacidad creativa. Sembrar ideas de seguridad, de autoestima; que no espere ser adulto para demostrar su valor personal. Así como el sol para dar calor se inflama primero a sí mismo, usted, señor profesor, se verá en la necesidad de descubrir y cultivar sus propios valores. ¿Cuánto se conoce y acepta usted mismo?… De este conocimiento y aceptación depende su acción educadora. Se ha dicho que el poder personal tiene cuatro elementos básicos, a saber:

1) Ser responsable

2) Saber elegir

3) Llegar a conocerse a sí mismo y

4) Adquirir y utilizar el poder en las relaciones de la vida.

El estudiante tiene que aprender a ser responsable de su conducta y de sus sentimientos. Pero el estudiante gusta mucho de imitar, inconscientemente, la conducta de los adultos. ¿Qué aprenderá cuando un adulto le dice: discúlpame, no fue mi intención ofenderte, lamento haberte gritado, etc.?. el estudiante imita, aún sabiendo que lo que el adulto está probando es que no es una persona responsable.

Y cuando escucha algo así: ¡Tú me obligaste a hacerlo! el estudiante sabe que él no obliga a nadie, y al recibir buenos ejemplos, sabe que él es responsable únicamente de sus propios actos y nada más; el estudiante sabe que cuanto más responsable es, la gente confía más en él y tiene mayores privilegios, se siente seguro y confiado de sí mismo y experimenta la agradable sensación del poder personal, de su realización total.

El estudiante disfrutará más al saber que nadie puede hacerle sentir feliz o desdichado, nervioso o enojado, aburrido o curioso, sin su consentimiento; porque el hombre es el único responsable de sus propios sentimientos. El hombre es el que decide cómo quiere sentirse cuando aprende a liberarse de imposiciones tutelares y paternalistas. El hombre es el único que puede manejar la llave de su propia felicidad, con seguridad y sin dependencias.

Algunos padres y maestros, equivocadamente, venden la idea de que “hay que sufrir para merecer” y se ingenian en el relato de episodios de su vida salpicada de sufrimientos. La verdad es que lo único que limita al hombre para triunfar es la idea de que no es capaz de lograrlo.

El que dice no puedo, no podrá y el que afirma que si puede, sí podrá; así de fácil. Si al estudiante se le siembra la idea de que está diseñado para triunfar, aprenderá lo que tenga que aprender y cambiará lo que tenga que cambiar.

“Siendo la adolescencia un periodo de inestabilidad, se considera necesario ayudar a los jóvenes a consolidar positivamente su autoestima, puesto que repercute inevitablemente en varios aspectos de su vida, que a continuación se mencionan algunos. Dentro del área educativa, permite la agilización del aprendizaje al propiciar autoconfianza y entusiasmo en la ejecución de actividades escolares, ya sean individuales, en equipos o comunitarias, que inevitablemente repercutirá en la mejora del desempeño académico y en la adquisición de competencias educativas.

La autonomía personal es incrementada al favorecer la independencia, la toma de decisiones y la elección de actitudes correspondientes a cada situación vivenciada.”

“Las palabras son la manifestación del pensamiento, en la creación de un mundo mejor”.

ABDICACIÓN FAMILIAR

18 Diciembre 2023, 12:00 am

En base a estadísticas, la estabilidad familiar y nupcialidad responsable registra una baja en todas las naciones latinoamericanas, que en otro tiempo eran modelo de organización y fidelidad familiar. Con esta verdad se está dando la razón a Solshenistin que dijo: “el occidente está perdiendo el coraje de vivir”.

Se ve con indiferencia la disolución familiar y el cambio de “camiseta” es cada vez más frecuente. La causa más socorrida es “incompatibilidad familiar”. ¡Que casualidad! se dan cuenta de la incompatibilidad después de haber generado vida familiar; para tener hijos no necesitaron instructivo; pero para poder mantener la convivencia familiar hay gente que pide un instructivo y como no lo hay toma el camino más fácil, el divorcio, sin ver consecuencias.

¿Qué tanto de valor se necesita para comprometerse en matrimonio y cumplir con el mismo?... No se puede tomar en matrimonio a una joven cuidadosamente formada y repudiarla luego por incompatibilidad de caracteres, por cansancio o  por lo que sea. 

Tampoco se puede traer hijos al mundo y negarles el apoyo que solo una familia responsablemente integrada puede dar. La comunidad no debe permitir la corrosión del  fundamento social que es la familia. Nuestro mundo de violencia  y cambios necesita constructores, y no demoledores de células vitales, para contrarrestar tanta influencia de algunos medios masivos de comunicación: el cine, la televisión, la prensa que irresponsablemente sacrifican la oportunidad de informar  con ánimo formativo para caer en la mercadotecnia de la comunicación; se vende más la nota roja y amarilla que sí informa; pero deforma y agrede al buen pensar.

Es lamentable el grado de permisivismo familiar. La abdicación en que han caído tantos padres es la causa del caos que caracteriza actualmente a algunas de las relaciones familiares. 

El hecho legal del casamiento y luego el biológico de la generación parecieran ser suficientes para asentar la autoridad paterna; pero no es así. A la autoridad  legal es necesario añadir la real, y ésta se conquista día con día en un abierto compartir de responsabilidades. 

Los padres de familia tienen la función de labrar el porvenir de los hijos. Por ventaja la misma naturaleza que da a los seres irracionales el instinto, despierta también en los padres una doble facultad:

  1. Aguda observación de lo que ocurre con el hijo y
  2. Profunda intuición, abonada por el trato cotidiano, de lo que puede ser el futuro, tanto vocacional cuanto profesional de sus vástagos. 

Es lamentable, sin embargo, la falta de desarrollo de estas facultades para la educación de los hijos que en muchos casos se les cría y no se les educa. 

En las actividades escolares, sobre todo en las juntas de padres de familia la inasistencia de los padres es cada vez más frecuente, pese a los programas oficiales  de participación, asisten solamente las mamás, ¿será efecto de la liberación femenina?... ¿Será más importante aquella relación de negocios?... ¿La reunión de amigos en el café de moda, tendrá más validez?...

Se dice que la escuela es el segundo hogar del estudiante. En qué grado se relacionan los papás con este segundo hogar?... Eligieron este “segundo hogar” con auténtico espíritu de responsabilidad o se dejaron influenciar por el tierno criterio de los amigos de sus hijos?...  Con alguna frecuencia son los compañeros del grado anterior los que deciden la escuela en la que continuarán sus estudios. Los padres, ingenuamente, justifican la elección de su “segundo hogar” diciendo que allá van sus compañeros. Los padres en unión armónica y responsable son los destinados a facilitar la superación constante de la familia en un ambiente de amor y entendimiento.

MAGIA EN CADA INSTANTE

18 Diciembre 2023, 12:00 am

Los electrones danzan frente a los ojos, y a eso lo denominamos color. Ondas de aire pasan sobre nosotros, y a eso le llamamos música. La esfera maciza en la que habitamos gira apenas unos grados y a eso, le decimos atardecer. En cada instante hay magia. Hasta detrás del hecho más mundano hay todo un universo de enormes maravillas. Si pudiésemos sentir cada detalle de algo tan simple como la caída de una gota de lluvia, nos sentiríamos completamente anonadados. Y eso que las gotas de lluvia caen todo el tiempo.

En cada acción, no importa cuán insignificante pueda parecer, hay todo un universo de energía. En cada instante, hay infinitas maneras a través de las cuales marcar una real diferencia. Estamos deslizándonos constantemente y a toda velocidad, a través de una enorme cantidad de opciones y oportunidades.

Miremos las posibilidades. Sintamos la energía. Creemos hoy nuestra magia propia y especial. Sintonicemos con la frecuencia de Dios y disfrutemos la grandeza de su creación, recordemos siempre que somos hijos de Dios, hechos a su imagen y semejanza  y que toda la creación  está a nuestro servicio. “Somos perfectos en el ser y perfectible en la forma de hacer.

Tenemos toda la libertad para realizarnos, tracemos nuestro propio camino; si es una brecha, convirtámosla en carretera para que la hagamos autopista y sintamos la satisfacción de caminar por nuestra propia senda que nos conduzca hacia donde hayamos decidido llegar. “El éxito no es un final, es un camino”, es una forma de vida.

Receso de invierno

13 Diciembre 2023, 12:00 am

El receso de invierno: Inicia el 18 de diciembre y concluye el 6 de enero de 2024.

Reinicio de clases el 8 de Enero de 2024. (Horario de invierno)

EL PERSONAL DIRECTIVO, ADMINISTRATIVO, DOCENTE Y DE SERVICIO LES DESEA:

"FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO"

SÓLO RESPIREMOS

20 Noviembre 2023, 12:00 am

La mayoría de los reproductores de discos compactos permiten recorrer rápidamente el contenido del disco, reproduciendo unos pocos segundos de cada tema y pasando rápidamente al siguiente, uno a uno. Es una manera rápida y sencilla de encontrar lo que uno quiere escuchar. Podemos recorrer todo un disco de 47 minutos de duración en apenas 95 segundos. Pero es una manera horrible de escuchar la música.

Tan a menudo tratamos de vivir de esa manera, probando esto, saltando súbitamente a aquello otro, llegando a un lugar justo a tiempo para irnos de él. Abarcamos muchas cosas pero por apurados, nos perdemos la belleza de la canción.

Pensemos por un momento en nuestra respiración. Cada tantos segundos inhalamos. Luego exhalamos. No podemos hacer hoy las respiraciones de mañana. No podemos vivir hoy de las respiraciones que hicimos ayer. Tenemos que respirar ahora, una y otra vez, con un ritmo sostenido y estable. Todo en la vida tiene una cadencia y un ritmo. Tratando de excederlo, nos lo perdemos. Hacer que la vida sea más rápida no hace que sea mejor. “No por mucho madrugar amanece más temprano”.

Este día es abundante; el ahora es suficiente. El mañana llegará a su debido momento. Hasta entonces, vivamos la profundidad del presente. Este momento es una hermosa sinfonía. No nos la perdamos tratando de correr; disfrutemos el presente que es la única realidad que poseemos, el pasado ya pasó y el  futuro está en las manos de Dios, está en muy buenas manos y no hay porqué preocuparse por  él.

DESARROLLO DE CONCIENCIA

20 Noviembre 2023, 12:00 am

La educación tiene como objetivo primordial preparar a hombres y mujeres que puedan lograr el máximo de su propio desarrollo personal no nada más técnico, profesional, científico, deportivo y artístico, sino como personas preparadas para dar el máximo de su desarrollo personal y poder ofrecer lo mejor de sí mismos a su comunidad y tener la capacidad de vincularse con el trabajo de la misma, sin egoísmos y en todos los niveles, ya sea local, regional, nacional o internacional.

La educación debe preparar hombres con suficiente nivel de conciencia como para desarrollarse a nivel individual y ofrecer lo mejor de su propio ser a la comunidad a la que se debe o a aquella en la que decidió vivir.

El desarrollo individual, de la familia, de la comunidad, de la patria y, finalmente, el desarrollo de la especie humana, a lo largo de su historia, es una suma de esfuerzos vinculados. El hombre es el heredero del conocimiento universal de generaciones y generaciones en la historia de la humanidad; está a su disposición una cantidad enorme de bibliotecas, dispone de un sistema de intercomunicación realmente extraordinario; pero también hay muchos errores que se han cometido y que ya no es conveniente cometer.

A usted, señor profesor, le conviene cuestionarse sobre el objetivo central de la educación. La educación está seriamente vinculada al desarrollo de conciencia, la educación está vinculada a todas las circunstancias que van a propiciar las condiciones para el desarrollo de conciencia.

La principal fuente y gran institución educativa es la familia, fuente de experiencia, de conocimiento básico, de interrelación y de formación de hábitos, actitudes, emociones; factores importantes en el perfil de desarrollo de lo que es una persona. La escuela refuerza los hábitos y crea conciencia de su valor.

La palabra educación tiene un alcance extraordinario y conviene retomarla en su origen preciso: la educación vinculada al desarrollo de conciencia. Al hablar de la educación y el desarrollo de conciencia hay que establecer la distinción fundamental que existe entre el nivel intelectual y el nivel de conciencia.

La conciencia como factor de identidad personal cumple dos tipos de funciones fundamentales: los fenómenos de captación y los procesos cognoscitivos.

Después de probar la aplicación de las cuatro líneas principales de psicología de nuestro siglo: la corriente psicoanalítica, la conductista, la humanista y la transpersonal. Las tres primeras líneas se ve que en su tiempo, funcionaron pero no cumplieron con la finalidad educativa.

El objetivo central de la psicología transpersonal es el desarrollo de conciencia, el estudio de los estados acrecentados de conciencia y la forma de lograr dichos estados. Así se crea un método educativo vinculado directamente al desarrollo de conciencia, de cuerdo con lo que el tiempo y las circunstancias lo requieran.

Los estudiantes generalmente no estudian no por flojos sino porque no le ven sentido al estudio; por esto un profesor puede abrir y cerrar puertas de realización personal, despertando en sus alumnos el interés por el estudio y la preparación; creando y cultivando un sentido analítico, crítico y propositivo.

Las estadísticas nos presentan casos de muchos estudiantes que quieren carreras en las que no haya matemáticas y esto porque tuvieron, en cadena, dos o tres soporíferos profesores de matemáticas que desmotivaron; profesores que se distinguieron por hacer pensar que las matemáticas son privilegio de superdotados; profesores que se caracterizaron por ser verdaderos terroristas de la educación, en cualquier nivel educativo.

Si la educación fuera un éxito los estudiantes querrían estudiar todo, porque cuando la sensibilidad está abierta al conocimiento y a la experiencia, la vida se presenta como una experiencia maravillosa y el hombre tiene toda la capacidad de gozar y experimentarla con amor y acción creativa en las dimensiones: física, mental, espiritual, social y económica.

Conviene cuestionarse y saber cuántas puertas se han abierto o cerrado en el proceso educativo en el que participamos todos. Es increíble, pero hay niños con úlceras producidas por las presiones de la escuela y provocadas por profesores sin vocación de servicio que presionan sin sentido real de lo que el estudiante puede dar o le interesa dar.

No es honesto que alguien que no tenga vocación y preparación magisterial trabaje en educación que es la tarea más sagrada y maravillosa del hombre; pero que se ha devaluado por la falta de preocupación del mismo docente por dignificar su actividad o por condicionar su trabajo al sueldo, medio me pagan, medio trabajo. Es curioso cómo hay tolerancia en la docencia. Para intervenir quirúrgicamente a un enfermo se exige que sea cirujano; para proyectar un edificio, que sea arquitecto; para litigar, que sea abogado, etc. y en las filas docentes se acepta de todo, con la justificación de que sí sabe la materia.

Algunos profesionistas sin conocimientos pedagógicos, que se dedican a la docencia, son antitestimonio como promotores de su especialidad en el trabajo magisterial, en cualquier nivel educativo. Hay mucha polémica sobre este particular y no faltan defensores de los profesionistas libres dedicados a la docencia, argumentando que, por ejemplo, no hay mejor conocedor de las matemáticas que un ingeniero, no hay alguien que conozca más de biología que un médico o un biólogo, etc. No hay duda de esto; pero sería de gran utilidad que, a más de conocer la materia, se preparen y conozcan psicotecnia pedagógica, el manejo de las habilidades de pensamiento, la motivación, la planificación, la evaluación, etc.

TOMA DE DECISIONES

19 Noviembre 2023, 12:00 am

El ritmo de la vida humana cada vez se acelera más y la lucha por encontrar el camino del éxito es desconcertante. Frente a esta verdad conviene meditar en las necesidades de armonizar las capacidades, cualidades y limitaciones a ritmo ascendente, para que no siembren, ni cosechen, los vendedores de ideas y sistemas mágicos que, con alto conocimiento de mercadotecnia, pretenden resolver los pequeños y grandes problemas, sobre todo en lo que a toma de decisiones se refiere.

Hay verdadera invasión de propaganda de toda índole; la vida está comenzando a depender de la calidad del mensaje recibido en la promoción de tal o cual artefacto, de tal o cual sistema de vida, de tal o cual institución educativa y, se hace muy fácil, por la misma dificultad de elección, el delegar o dejar que otros tomen la decisión, permitiendo así la acción de los que pescan en río revuelto. 

Las decisiones grupales están despersonalizando al individuo y convirtiéndolo en un “objeto” de vida, sin tomar en cuenta que la persona es un “sujeto” de acción. Es materia de preocupación este fenómeno ya que es un atentado directo a la libertad y, de alguna manera, convierte en seguidores irreflexivos (esclavos decentes del criterio ajeno), y priva a los hijos de la oportunidad de aprender, de los padres, la madurez que debe preceder a la toma de decisiones. 

Es lamentable el constatar, con mucha frecuencia, que las decisiones de mayor trascendencia las toman personas ajenas a la familia; algunos padres toman la iniciativa únicamente en asuntos de carácter ligeramente doméstico. 

En este mundo pluriconceptual es posible ubicar a los hijos en el plano de hombres y mujeres superiores tras una disciplina voluntaria y racionalmente aceptada, considerando que todo el que sabe cultivar sus facultades nativas debe forzosamente triunfar.

Los hijos deben llevar la marca de familia, como característica diferencial, y ostentar, en todos sus actos, la calidad y responsabilidad que marca el apellido como un compromiso de exclusividad patentada en su favor y destinada a heredar. 

Al hacer un mundo nuevo  del mundo familiar se permitirá que los hijos aprendan de la cordura y congruencia, del equilibrio mental, de la educación de la voluntad, de la inteligencia disciplinada, de la capacidad de la toma de decisiones, de todo aquello que como padres, educadores en el bien, pueden dar con miras a triunfar. 

La reflexión sobre las actitudes permite ver a qué distancia se está del objetivo fijado, mismo que debe ser práctico, noble y elevado, recordando que “no hay que perseguir quimeras, hay que buscar resultados sólidos, inspirados en miras elevadas” y así mantener un control de calidad permanente y equilibrado en todas las dimensiones; de esta forma siembra futuro y cosecha bienes inmediatos en la forma de ser y hacer de sus hijos.

PRESENCIA Y RESPONSABILIDAD

4 Septiembre 2023, 12:00 am

Los que estamos involucrados en tareas escolares nos vemos atrapados en problemas de disciplina desde la impuntualidad hasta una total indiferencia a todo lo que representa el cultivo de valores y aprendizajes útiles para la vida. ¿Qué es lo que está pasando?.

En nuestros días hay mucha información y hasta funcionan escuelas de padres que tratan, a su manera, de proporcionar ayuda y dar lineamientos múltiples. Sin embargo, mientras mayor es la información, los conocimientos llegan a los padres en forma tan estereotipada y en muchos casos deformada, que numerosas observaciones y lineamientos que originalmente eran positivos y válidos tienen, actualmente, el mismo valor que los cuentos de hadas y hechiceras. 

La relación que hay entre los primeros siete años de vida  con el desarrollo de la personalidad es innegable y constituye el primer basamento de arranque de las actitudes y los rasgos fundamentales de la personalidad que se desarrollan sobre la base de acción y reacción emocionales entre el niño y la madre, el padre y los otros seres que lo rodean. Esto ha dado pie a la afirmación de que, en los siete primeros años de vida, se fundamentan las programaciones básicas del sentir y las condicionantes y predisposiciones de triunfo o fracaso, según el comportamiento de los padres en el seno familiar.

El temor a actuar de manera equivocada ha promovido una especie de fobia masiva. Se nota, en algunas ocasiones, que se encubre el temor inhibiendo la espontaneidad en la formación y dejando a la deriva los criterios de la normatividad individual. Algunos papás dejan, muy cómodamente, que sea la escuela la que se encargue de la tarea de formación con mil razonamientos, liberando así la responsabilidad y propiciando el inicio del gran juego de “ping pong”: el maestro pide responsabilidad paterna y el padre pide responsabilidad magisterial, y mientras se encuentra al verdadero actor y responsable de la malformación, el niño sigue en su proceso de desarrollo y desenvolvimiento dando lo que buenamente puede dar; no se detiene hasta que se encuentre la solución. 

Curiosamente, nos encontramos frente a padres “modernos” y padres “antiguos”, cada uno con razonamientos suigéneris que complican más aún los aprendizajes útiles para la vida en el trabajo escolar. 

Es recomendable evitar crearse problemas de carácter emotivo sobre los mejores sistemas o métodos. No existen reglas absolutas o métodos definitivamente correctos para manejar el proyecto de hombre perfecto. Existen diferentes caminos para satisfacer una misma necesidad, lo que importa es encontrar la ruta adecuada para usted y su hijo. Si el niño se ve frente a la incertidumbre de su progenitor sufrirá un deterioro difícil de repararlo. 

La tendencia de algunos educadores es la de mantener una actitud reservada hacia lo mejor y lo moderno y es posible que muchos padres de familia se sientan defraudados en su empeño de buscar, fuera de casa, la solución que está dentro del hogar por razón natural de amor y entendimiento.

La educación que venimos recibiendo nos obliga a pedir respuestas claras, soluciones concretas.  Las recomendaciones en el sentido de mantenerse tranquilos y usar el sentido común pueden ser parte de una fantasía evasiva que impida usar el propio criterio en el camino de la formación. 

Hay que ubicarse en la realidad y pensar que cada hijo es un caso diferente y el tratamiento será totalmente personalizado. Algunos psicopedagogos recomiendan que los padres de familia ejerciten todas sus capacidades para que estén en condiciones de desarrollar una perspectiva y una filosofía de la educación más cabales y realistas, manejando aprendizajes útiles para la vida. 

La ubicación en tiempo, lugar y circunstancias permitirá descubrir sus propios recursos interiores y su personal capacidad de juicio  para recuperar actitudes y sentimientos espontáneos que permitirán el goce de la relación con sus hijos. 

¿Y qué hacer en el caso de hogares desintegrados?..., aquí el problema se agudiza y el niño irá adquiriendo un pobre criterio de los valores auténticos y las charlas ambiguas de tantos supuestos expertos que justifican separaciones, confunden y victiman, posiblemente sin intención, a hijos y padres mutuamente abandonados, buscando milagrosas soluciones en un mar de tormentosas realidades. 

Creemos, respetando cualquier otro criterio,  que la responsabilidad de formación debe ser compartida entre padres y profesores: los dos hogares, conjuntando esfuerzos en una tarea común. Por esto es absolutamente necesario que haya una interacción con la escuela y que la presencia del padre no sea solamente el resultado de un acto de fe sino la consecuencia de un auténtico sentido de responsabilidad paterna. 

En algunos hogares todavía hay padres que, ante sus hijos, se ufanan de la forma en que fueron educados o que lamentan la falta de oportunidades y se explayan narrando luchas y peripecias pasadas hasta llegar al lugar que ocupan, vendiéndoles así la idea minimizante y limitadora de que hay que sufrir para merecer. 

También hay algunos padres que lamentan la falta de reconocimiento de sus hijos por lo mucho que de ellos reciben, y se extrañan por la falta de obediencia o servil sujeción a normas, con las que no están de acuerdo los hijos; pero que por fuerza de la costumbre se les obliga  a observar. 

Hay padres que, inexplicablemente,  afirman que los tiempos pasados fueron mejores y hablan de: “en mi tiempo...” sin tomar en cuenta que el tiempo real es el presente; el pasado culpa, crea nostalgia y no se puede cambiar, el futuro “preocupa” y el presente “ocupa”. Todos pertenecemos a este tiempo, lugar y circunstancia y por lo mismo nos toca ser reales y actuales.

Algunas parejas “modernas” y particularmente las formadas para solucionar determinados “errores” crean otro problema de formación. Algunas madres de familia jóvenes deben trabajar para mantener al matrimonio o para ayudar a subsistir mientras llega la milagrosa solución separatista. 

Si la razón matrimonial tiene algo que ver con el atractivo visual, la mujer tendrá que mantener la solidaridad matrimonial a base de conservadores y hasta incremento de dicha razón para mantener vivo el interés del conyuge, ¿será posible?... Si de la vista nació el amor hay peligro de que desaparezca cuando lo que se vio ya no tenga las características por las que se prefirió. 

A pesar de los múltiples esfuerzos que realizan algunos matrimonios jóvenes para sobrellevar o resolver problemas a base de amor, entendimiento y voluntad, pueden decepcionarse y buscar la cómoda solución del divorcio, olvidándose de todos los juramentos y propósitos iniciales. O bien pueden acomodarse  a un irritado y amargo compromiso “en beneficio de los hijos”. En muchos casos los hijos de estos hogares no son prendas de amor sino víctimas monumentales del fracaso y desintegración familiar.

Los padres de los  “hijos triunfadores”  saben que no conocen todo respecto a ser buenos padres y están atentos a toda capacitación y siempre quieren aprender más; comprometen  sus aptitudes y actitudes en la formación de sus hijos; están atentos a los requerimientos de los escolares y siempre aportan opiniones constructivas y su actitud propositiva enriquece la relación escuela-hogar para caminar juntos en la sagrada misión de educar a seres humanos en formación. Los padres de familia responsables se involucran, desde el hogar y permiten la optimización del proceso educativo al participar activa y  voluntariamente como valiosos elementos   protagónicos de la educación para armonizar las relaciones en todos los medios. Los padres responsables elevan la calidad de vida cumpliendo con su vocación real en un mundo en el que se propaga un conjunto de "derechos"; pero se guarda silencio sobre el cumplimiento de "deberes" para merecer el goce de derechos.

DMC Firewall is a Joomla Security extension!